LAS UNIONES OCASIONALES, SIN ANIMO DE SER MARIDO Y MUJER
LAS UNIONES OCASIONALES, SIN ANIMO DE SER MARIDO Y MUJER

LAS UNIONES OCASIONALES, SIN ANIMO DE SER MARIDO Y MUJER

El legislador civil, en su código sustantivo ha señalado los tipos de uniones
que existen en vzla, siendo uno de ellos las uniones estables de hecho previsto en
el articulo 77 de la Carta Política en concordancia con el artículo 767 del Código
Civil, ya que el legislador quiere distinguir a la mujer y al hombre cuasi casados,
de los amantes cuyas relaciones no consolidan una razón social y económica.
Es, así pues que la normativa civil y constitucional estipulan la primera los
requisitos condicionantes para que se configure la unión estable de hecho y la
norma suprema establece el principio constitucional que protege que dentro de
una relación sentimental sea solo entre un hombre y una mujer, no existe otros
tipos de uniones estables.
Ahora bien, para nadie es un secreto que existen relaciones fugases u
ocasionales entre un hombre y una mujer, la mal llamada, por ejemplo: “cana al
aire”, las amantes, las parejas del mismo sexo no han sido reconocidas hoy por
hoy por el legislador, por el constituyente de 1999 y tampoco por la argumentación
jurídica de respaldo como es la jurisprudencia emanada del Tribunal de Supremo
de Justicia, vale decir que las uniones ocasionales no cumplen con lo previsto en
el articulo 767 del Código Civil.


Cabe advertir, que se han vistos casos en donde una mujer y un hombre
tienen relaciones sexuales y queda embarazada la mujer, eso no significa que
exista una unión estable de hecho; si bien es cierto, que se procreó un niño seria
uno de los requisitos condicionantes del articulo 767 del Código Civil< sin embargo
debe configurar la permanencia en común, vale decir dos año bajo el mismo
techo, aumento de patrimonio, que sea una relación publica, notaria, permanente y
comunicacional, soltero y que sea haya procreados hijos. Entonces se evidencia
que un solo requisito no puede materializar la unión estable de hecho,
convirtiéndose así, en una unión ocasional entre un hombre y una mujer.

Esta afirmación es sostenida, recientemente por jurisprudencia nro 000060, expediente
nro 21-217, fecha 23 de febrero del 2022 de la Sala de Casación Civil del Tribunal
Supremo de Justicia de Venezuela que dispone:” Requisitos indispensables que la
unión haya sido permanente, o sea, que las uniones ocasionales, sin animo de ser
marido y mujer no pueden considerarse suficiente, ya que el legislador quiere
distinguir a la mujer y al hombre cuasi casados”. Con respecto a este criterio
jurisprudencial, quedo claro que las uniones ocasionales no se configuran como
uniones estables de hecho.


Dra: Vestalia Tovar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Follow by Email
YouTube
YouTube
Instagram
Telegram
Tiktok
Abrir chat
¿Cómo puedo ayudarle?
Hola,
¿En qué podemos ayudarle?